cerrar mensajeInformación importante sobre cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.

Si continúa navegando se considera que acepta su uso.Para más información visite nuestra política de cookies.

arrow_upward
Ver o no ver cirros
  •   Copernicus Sentinel Teledetección

Traemos hoy otra imagen Sentinel-2 de la zona del valle del Tiétar para comprobar lo útil que puede ser la imagen clasificada (SCL) del producto L2a, y en última instancia la banda 10 que se ha utilizado en ella.

Esta banda 10 está elegida para la detección de cirros, nubes que pueden pasar desapercibidas en muchas longitudes de onda. Es una banda centrada en 1.38 micrómetros, longitud de onda donde hay una intensa absorción de fotones por parte del vapor de agua atmosférico: el resultado es menos de un 1% de transmisividad en condiciones típicas. Por tanto, la única señal importante que se puede recibir en el satélite es la que proviene del rebote de la radiación solar en cirros y otras nubes altas - radiación que no ha tenido que atravesar las capas bajas de la atmósfera, donde está la mayor parte del vapor de agua.

En las imágenes que os mostramos, una clásica combinación infrarrojo color nos muestra sin problemas el estado de la superficie en nuestra zona de interés (el Embalse de Rosarito), aunque el ojo experto vea una débil y sospechosa neblina en algunas zonas. La imagen clasificada, sin embargo, señala la presencia de cirros en la mitad del embalse y muchas zonas al norte y oeste (azul claro). La imagen de la banda 10 (en escala de grises) no deja dudas: nubes sin piedad.

76.cirros_OK

Es por tanto patente que la banda 10 es eficaz en la detección de cirros; y también que estos (y otras nubes de poco espesor óptico) permiten obtener información de la superficie. Ahora habría que analizar cuidadosamente la correspondiente imagen L2c para ver si la corrección atmosférica implementada para Sentinel-2, que se atreve a estimar correctamente la reflectividad pese a la presencia de estas nubes, ha tenido éxito.

Como conclusión menos trascendente pero interesante (al menos para los que trabajamos en esta tecnología), la silueta del embalse en la banda 10 nos indica que es posible obtener algo parecido a una imagen de la superficie incluso con una transmisividad muy por debajo del 1%: ahí queda eso.