cerrar mensajeInformación importante sobre cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.

Si continúa navegando se considera que acepta su uso.Para más información visite nuestra política de cookies.

arrow_upward

El INTA sobrevuela con sus equipos de teledetección aeroportada el área quemada junto a Moguer

Mon Jul 03 09:38:19 CEST 2017

La zona situada entre la localidad de Moguer y el Parque Nacional de Doñana sufrió a finales de junio un grave incendio forestal. El incendio afectó a grandes extensiones de pinares de un gran valor ecológico y paisajístico, pero también a zonas urbanizadas, incluyendo el Centro de Experimentación del INTA en El Arenosillo.

La teledetección hiperespectral aeroportada, en la que el INTA es centro de referencia a nivel europeo, no es una herramienta eficiente en tareas de vigilancia o extinción, pero aporta sus sensores especializados para estudios sobre severidad del fuego, grado de afectación en las superficies quemadas, y, posteriormente, regeneración de la vegetación. Todo ello con datos con mayor resolución espacial y espectral que los que se ofrecen actualmente desde satélite.

El pasado jueves 29, el INTA realizó una campaña de vuelo sobre la zona quemada, con sus sensores AHS y CASI. De esta campaña ha salido un valioso conjunto de datos para futuros estudios de I+D; estudios  que, esperemos, ayudarán a mitigar los efectos de este desastre y ayudar en la comprensión de los incendios forestales.

Como muestra de los datos adquiridos, adjuntamos una imagen obtenida con el sensor CASI sobre las instalaciones de El Arenosillo. Es una combinación espectral donde, siguiendo la tradición en teledetección multiespectral, la vegetación viva aparece en rojo. Desde el INTA seguiremos ahora trabajando con estos datos, con el objeto de tener cuanto antes productos imagen listos para análisis rigurosos.

Cabe destacar, como siempre, la colaboración impecable del 47 grupo del Ejército del Aire, que proporciona las tripulaciones para los vuelos de teledetección que realiza el INTA con sus aeronaves instrumentadas.

Se adjunta, también, la imagen infrarrojo-color adquirida por el satélite Sentinel 2, de la ESA, el 1 de julio.