cerrar mensajeInformación importante sobre cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar un mejor servicio. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal.

Si continúa navegando se considera que acepta su uso.Para más información visite nuestra política de cookies.

arrow_upward
La Subdirección de Sistemas Terrestres

Dos fechas son claves en el devenir del Instituto Tecnológico “La Marañosa”, hoy transformado en la Subdirección General de Sistemas Terrestres. Por un lado el 13 de noviembre de 2006 cuando se creó el propio ITM, asumiendo parte de las misiones de los centros tecnológicos que suprimía, eliminando otras —como las de fabricación—, y añadiéndole, en fin, otras nuevas. Pero las actividades no cesaron hasta el año 2010, cuando los centros tecnológicos se trasladaron físicamente a las nuevas instalaciones de La Marañosa, en San Martín de la Vega (Madrid). La segunda fecha es el 16 de septiembre de 2014, cuando se publica la Ley 15/2014 de racionalización del sector público y el ITM es integrado en el INTA con las competencias que ya tenía encomendadas de asesoramiento, evaluación, pruebas, ensayos y observaciones tecnológicas, o dirección técnica de proyectos de investigación y desarrollo, entre otras. La historia del ITM, por tanto, es breve, pero carga con el importante peso histórico de esos centros cuyos recorridos se miden en décadas.

El centro más antiguo es el Taller de Precisión y Centro Electrotécnico de Artillería (TPYCEA), que nace en 1898. Hasta que se crea el Centro Español de Metrología (CEM), en 1985, es el TPYCEA el único centro en España donde se adquieren, utilizan, conservan y reproducen patrones-tipo y se certifican calibraciones. Es, de hecho, el receptor del primer metro patrón que llega a España en 1900. Se trabaja en medidas eléctricas y pruebas mecánicas. Se unifican las medidas de presiones para piezas de artillería y armas portátiles, mediante la construcción de manómetros crusher, cuyo desarrollo ha llegado hasta nuestros días. Sus Laboratorios de metrología dimensional, eléctrica y radiofrecuencia fueron evaluados y reconocidos por la ENAC.

La Fábrica Nacional de la Marañosa (FNM), se crea en 1923. Aunque nace para la fabricación de armas químicas, la evolución de la propia historia modifica estas primeras encomiendas, transformándose sobre todo en fábrica de artificios fumígenos para las fuerzas de seguridad y máscaras anti-gas para el Ejército. A lo largo de los años se va convirtiendo en uno de los centros de referencia en España para la defensa NBQ (Nuclear, Bacteriológica, Química); prueba de ello es el actual Laboratorio de Verificación de Armas Químicas (LAVEMA) que arranca en 1997 en la propia FNM.

Acceso a los laboratorios NBQ

El Centro de Ensayos de Torregorda (CET) tiene sus orígenes en el Polígono de Experiencias Costilla y el Polígono de Experiencias González Hontoria, que en 1999 se integran formalmente creando el actual CET. Pero sus arranques son muy anteriores, pues desde los años treinta ambos polígonos han colaborado juntos. Las misiones del CET eran y son las de evaluación, recepción, homologación y vigilancia del armamento y municiones de calibre superior a 20 mm. En su campo de tiro se pueden realizar disparos con alcance superior a 40 km. El CET no fue trasladado y continúa en Cádiz.

Centro de Torregorda

El Polígono de Experiencias de Carabanchel, al igual que el Centro de Ensayos de Torregorda, tenía una larga historia en el tiempo, aunque el año a tener en cuenta es 1940, cuando empieza a denominarse como tal. Allí se han evaluado prototipos de los sistemas de armas y municiones y confeccionado tablas de tiro. Se han hecho estudios técnicos sobre accidentes o anomalías ocurridas con armas y municiones reglamentarias; homologación y vigilancia de la cartuchería de armas ligeras, o participación en grupos OTAN, NAMSA y GEIP en temas referidos a municiones y armas ligeras.

El Centro de Investigación y Desarrollo de la Armada (CIDA), es el único establecimiento de los suprimidos, que pertenecía a la Armada. Cuando se crea en 1944 lo hace como Laboratorio y Taller de Investigación del Estado Mayor de la Armada (LTIEMA), y se encarga del estudio y desarrollo de los problemas mecánicos de precisión, radio-electricidad, electro-acústicos, ópticos y de direcciones de tiro, y para la construcción de prototipos de especiales características para la Marina, como prismáticos o aparatos ópticos de gran calidad.

Laboratorio de Optrónica

El Laboratorio Químico Central de Armamento, creado en 1952, se ha ocupado principalmente a lo largo de su historia de los estudios e investigaciones encaminadas al mantenimiento, conservación y perfeccionamiento de métodos o procedimientos para la fabricación de pólvoras y explosivos reglamentarios. Además, debido a su importante vinculación con la Junta para la Investigación y Desarrollo de Cohetes, finalmente integrada en el LQCA, realizó y aún  sigue realizando pruebas de vigilancia de cohetes y misiles.