Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar su experiencia de navegación, así como para fines analíticos.

Si pulsa el botón "Aceptar cookies", se considera que acepta su uso. Para más información sobre cómo configurar las cookies, pulse el botón "Política de cookies".

Aceptar cookies Política de cookies

Imagen subsite INTA
arrow_upward

Espectroscopía Raman y SERS: origen, aplicaciones y retos.

Ponente:

Dra. Mª Rosa López Ramírez,

Profesora Titular del Departamento de Química Física de la Universidad de Málaga.

Fecha: Miércoles 22 de septiembre 2021 (12:00-13:00)

Resumen:
El fenómeno Raman, originado por la dispersión inelástica de luz debida al acoplamiento con las vibraciones moleculares, es intrínsecamente débil. Sólo una fracción muy pequeña de los fotones incidentes en la muestra, aproximadamente 10-6, proporciona dispersión Raman, y es por lo que esta técnica no resulta ser útil para la detección de moléculas que se encuentran en muy bajas concentraciones.

El desarrollo a finales del siglo pasado de nuevas técnicas espectroscópicas y el descubrimiento de fenómenos inesperados ha vuelto a suscitar un gran interés por la espectroscopía Raman como herramienta para el estudio de superficies e interfases. Uno de esos fenómenos ha sido la Espectroscopía o Dispersión Raman Intensificada en Superficie, SERS (“Surface-Enhanced Raman Spectroscopy” o “Surface-Enhanced Raman Scattering”) que se caracteriza por una sensibilidad y selectividad inusitadas. Las intensificaciones detectadas en SERS, aunque se estiman en un factor promedio de seis órdenes de magnitud, pueden ser muy variables y dependen de diversos factores, tales como la naturaleza de la molécula, la naturaleza y morfología del metal y las condiciones experimentales de registro. Este fenómeno no sólo se ha revelado como una técnica insustituible en experimentos sobre superficies, sino que, además, está demostrando cada vez más su importancia en el campo de la nanociencia y la nanotecnología.

oro